“El cantante Marco Antonio Muñiz tiene un compadre en el puerto de Veracruz que ha sido todo un personaje. Me refiero al empresario José Ajo Lozada, quien ha sido figura desde su juventud cuando fue Quareback de los Cheyennes; egresado del Instituto Politécnico Nacional se dedicó a la construcción. Hace dos sexenios fue dueño del equipo de futbol Tiburones Rojos de Veracruz, al que le invirtió millonarios recursos. Hoy, don Pepe se encuentra mal de salud y económicamente, hace poco vino a visitarlo el tio del presidente Peña Nieto, que es su amigo. Estamos seguros de que saldrá adelante”. Lo escribe Gustavo Avila Maldonado en sus Ruizcortinadas”.