El xalapeño Santiago Sánchez se convirtió en el único mexicano del rankimg internacional de la lista de atletas veteranos más veloces de todo el mundo. Fueron 40 años de correr y correr. Su prueba favorita fueron los 100 metros planos, donde logró triunfos regionales, nacionales e internacionales. Cuando no era tiempo de corté de café jugaba basquetbol o beisbol con sus hermanos, “Nos pusieron los “vagos del Colón” porque ahí nos la vivíamos”, contaba. Para el hijor mayor del velocista, Lucio Sánchez, bajista y fundador del grupo de jazz “Orbius Tertuis”, es muy importante el ejemplo de vida que les dio su papá. Al final, Santiago, a sus 91 años de edad llegó a su última meta. Descanse en paz.