DE SUS PIES
“De los de ella. sí.. Porque hasta ahora entonces sé que las sirenas también tienen pies.. Porque pueden ser el refugio de los besos.. Y de su historia también.. Porque cuando baila desnuda, sus pies son un pedazo de su corazón..también desnudo.. Porque cuando bailamos desnudos, nuestros pies se miran.. Porque cuando se posan sobre mi pecho. me arden.. Porque cuando se enredan en mi espalda. florecen.. Porque cuando pasan lentamente a los lados de mis caderas son como dos cornetas.. Cometas que dejan su estela de perfume y avanzan, y estallan en el universo de mi espalda.. Por blancos.. Por temblorosos.. Por frágiles y autoritarios a la vez.. Porque conocen el idioma de la carne.. Porque son instrumento infalible.. Inesperado.. Ineludible.. Porque como dice Pilar González “cuando las bocas ya no tienen nada que decirse, los pies se cuentan cosas”.. Porque el deseo solo se conoce cuando los pies se desnudan,, Porque al desnudarle los pies se me acaban las palabras. Y tiemblo.. Y porque al desnudarle los pies, también sueño.. Porque las sábanas son un escenario solemne donde los pies se buscan.. Porque cuando la camino por los muslos.. es como caminar por un charco de Dios.. Por el prodigio de tenerles en mis manos, y apretarles como la hierba.. Y porque entonces el amor se hace feroz.. Porque pueden ser una voz para los poetas.. Porque lo mismo son montaña y bosque, que mar y cielo.. Porque también le escribo poemas en la planta del pie.. Y porque la planta de sus pies es la entrada de su alma.. Porque son el camino.. A ella.. Sus pies.. Los de ella”. Lo escribió el Dr. Iván Hernández Gutiérrez.