“No, No era un estadio de futbol, era el pleno del Senado. Rechiflas de un lado y gritos de apoyo del otro, como lo ha sido siempre con el Amèrica. La senadora del PRI, Angèlica Araujo, pidió el uso de la palabra desde su escaño, “Sòlo para felicitar a esa gran institución que ayer cumplió 100 años, el club Amèrica”. Lo que siguió se cuenta solo”. Lo comentan en “Confidencial” de El Financiero.