El director técnico del Cruz Azul Tomás Boy es “payasón” y muy “calentón”. Se desesperó el sábado anterior porque su equipo jugando mejor, perdía 1 gol a 0 ante el Morelia. y cuando expulsaron al delantero Joao Rojas por inventar una falta, se enojó, sacó su cartera, la mostró a todos y dio a entender que el árbitro estaba vendido. Lo expulsaron, y después de eso Cruz azul empató. La Comisión Disciplinaria de la FMF lo expulsó 2 partidos y se perderá los encuentros contra Puebla y Guadalajara. La foto es de “Reefere”.