“El tercer y último debate presidencial en Estado Unidos, promete ser una lucha de resistencia entre Hillary Clinton y Donald Trump. Y es que el encuentro de mañana a las 20 horas, en la Universidad de Nevada, en las Vegas, llega entre choques de magnate con el liderazgo del Partido Republican. además de escándalos en su contra por acusaciones de abuso sexual y denuncias de fraude, y por la amenaza que lanzó contra Clinton en el segundo debate, de meterla a la cárcel de llegar a la presidencia. La nota es de Melssa Muñoz en “Reforma”.