Lugar:
Fuente:
Récord

Isaiah Bird es un niño de tan sólo 8 años de edad; sin embargo, nació sin piernas, lo cual no es un impedimento para que se dedique al deporte.

El niño disfruta jugar futbol americano, pero también practica la lucha y en una entrevista para la BBC mencionó que “Dios me hizo así y así nací. No hay tiempo que perder”.

Bird no recibe ayuda de sus compañeros para realizar cualquiera de sus actividades, al menos que lo realmente lo necesite y al ser cuestionado sobre lo difícil que puede ser jugar, dijo: “No es tan difícil, y de hecho, es bastante fácil”.