Fuente:
Excélsior

Con la aplicación de la reforma energética en marcha se espera que de manera paulatina los usuarios de las gasolinas accedan a una mayor variedad de precios, marcas y calidades, explicó el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell.

En entrevista posterior a la firma de los Principios de Confiabilidad Eléctrica con el gobierno de Estados Unidos, sostuvo que con la reforma habrá una logística más eficiente que reducirá los costos de transporte de gasolina y más inversión privada.

A lo primero que nos tenemos que acostumbrar es que ya no va a haber un precio único nacional de gasolina, sino muchos precios regionales, cada vez habrá más precios regionales; lo segundo es que esos precios serán oscilantes”, señaló.

En ese sentido explicó que para febrero el precio de los combustibles estará en función del tipo de cambio y de los precios internacionales.

Aclaró que nunca se prometió que bajarían los precios de la gasolina por la reforma energética, y explicó que si bien en 2015 no hubo aumento a ese combustible fue por la reforma fiscal de ese año.

Reconoció que disminuir los precios de la electricidad sí se prometió en la reforma energética, por lo que desde hace dos años la tarifa de bajo consumo en la que están casi 90 por ciento de los usuarios ha disminuido en promedio cuatro por ciento anual.

Asimismo, estimó que los ciudadanos tienen todo el derecho a expresar su inconformidad por el alza, por lo que pidió respetar a quienes ejercen su derecho a manifestarse, pero castigar a quienes cometen actos injustificables como vandalismo y saqueos.