“Pese al enojo colectivo, es necesario explicar qué explica un incremento tan fuerte a los combustibles. Básicamente son cuatro las razones que lo explican. La primera es por los aumentos (ùltimos) en los precios del petróleo. La segunda por la dramática depreciación que ha registrado el peso mexicano frente al dólar. La tercera por las insuficiencias acumuladas de Pemex. Y la cuarta y más difícil de explicar, la encontramos en la delicada situación de las finanzas públicas del gobierno federal”. Lo comenta Jorge en “El Universal” de Ealy Ortiz”.