“Cuando usted salga de esta oficina tendrá en sus manos las muescas de la llave que abre todas las puertas del sistema político mexicano. Anote son cuatro: dos comienzan con Pe y dos comienzan con De. Bien, los primeros son dos valores que siempre debe usted hacerlo suyos y admirar, pues siempre se escriben con mayúsculas: Paciencia y Prudencia. Anote por favor y repítamelo. Tome ahora nota de las otras dos normas que empiezan con De. También acostúmbrese a escribirlas con mayúsculas. Son Disciplina y Discreción. -¿Y qué me dice, profesor, de la creatividad, del talento, la eficiencia, el conocimiento, elementos indispensables que…? – No se desvíe. Esos son improntos de la juventud. Lo básico es lo que le estoy diciendo”, respondió el entonces Secretario de Gobernación.. Y suerte en su nuevo cargo”. Lo escribió el aludido, Raúl Cremoux en su libro “Nada como el Poder”.