“En el peor momento posible llegó un ataque a un oficial consular de Estados Unidos en Guadalajara, quien fue baleado y quedó herido. Más allá de la advertencia de viaje que emitió el Departamento de Estado de la Unión Americana y la recompensa de 20 mil dólares que ofrece el DBI a quien facilite información para dar con el atacante, la agresión le pone en bandeja de plata a Donald Trump elementos para atizar su discurso antiamericano. Lo comentan en “Templo Mayor” en Reforma.