“Soy de la generación del por favor, del buen día, buenas tardes, hasta luego y el gracias, del respeto a los mayores, de pedir permiso, de saludar con una sonrisa,- de apapachar a los nietos-, de amar a las personas por lo que son y no por lo que tienen. Se me enseñó a tratar a la gente con amabilidad”. Lo escribe en el Facebook.