Lugar:
Fuente:
El Financiero

Un total de mil 500 millones de pesos y más de 680 millones de litros de agua se ahorrarán al año con la instalación de paneles solares en las casas de los mexicanos, a partir del nuevo marco legal del Contrato de Interconexión para fuente de energía solar en pequeña escala presentado este martes, que se incluye en la Ley de la Industria Eléctrica, dijo el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell.

Antes era posible en México instalar paneles solares en casas, proceso que se conoce como generación distribuida, pero “no era un sistema amigable”, dijo el subsecretario de electricidad, Cesar Hernández.

Los permisos se daban bajo la discrecionalidad de la CRE (Comisión Reguladora de Energía), era difícil interconectarse a la red, ahora con esto ya tenemos un marco que permite nuevas oportunidades de negocio, que hace más fácil y ágil el proceso, de vender la luz generada en las casas a los mercados

Para el Secretario Coldwell lo presentado este martes busca “democratizar” la generación eléctrica, además de que empodera al usuario.

Entre los beneficios para los mexicanos de este nuevo programa se encuentran reducciones a los costos del recibo eléctrico a partir de la conexión de paneles que estén en el techo de sus hogares al Sistema Eléctrico Nacional.

Con el Contrato de Interconexión para fuente de energía solar en pequeña escala, entre otras cosas, abre el mercado para que las empresas que instalan paneles solares en México puedan hacerlo en cualquier casa del país, y no sólo en aquellas que tienen el mayor consumo.

En México sólo se tiene una penetración de 0.23 por ciento de paneles solares en casas, mientras otros países de la propia región como Chile llegan al 10 por ciento, en tanto que en Europa, Dinamarca está por arriba del 50 por ciento.

No obstante esta cifra de paneles en casa, el crecimiento en México de generación eléctrica con paneles fotovoltaicos ha sido exponencial, al pasar de 3 kilovatios-hora en 2006 a 150 megavatios al cierre del primer semestre de 2016, dijo Coldwell.