A raíz del gasolinazo, hemos visto algunas fotos y hasta entrevistas en las que se ve diferente al Secretario de Hacienda, José Antonio Meade: o muy pensativo o un poco exaltado. Y es que de ser junto con Osorio Chong uno de los principales presidenciales del PRI, cuando era el titular de la Secretaría de Desarrollo Social, donde era una especie de Santa Claus que repartía dones, ahora en Hacienda sus posibilidades para el 2018 se han venido al piso, y no por sus características políticas personales, que son buenas. Además cae mejor- por tener más simpatía y ser más sencillo- que Videgaray. pero las circunstancias negativas le tocaron a él, y “Guicho”- el primo político de Margarita Zavala- ahora es una especie de salvador de México ante los embates de Trump.