El incremento en precios de materias primas por el gasolinazo, obligó a tortillerías de la Ciudad de México a subir de 12 a 13 pesos el kilo de tortillas, comentan en “Reforma. Aquí en la aldea, Walter Ramìrez en su “Coco” señala que los tamales aumentaron de 12 a 14 pesos.