Lugar:
Fuente:
Excélsior

Más de 70 mil personas tuvieron que abandonar hoy sus casas en el distrito de Kordelió, en Salónica, como medida de seguridad dentro de la operación de retirada de una bomba de la II Guerra Mundial de 250 kilos hallada esta semana durante unos trabajos en una estación de servicio.

Se trata de la mayor evacuación registrada jamás en tiempos de paz en Grecia.

Las personas con discapacidad fueron evacuadas anoche y la población restante lo hizo esta mañana, entre las 07.00 y las 10.00 hora local (05.00 y 09.00 GMT).

La policía estableció un perímetro de seguridad de mil 900 metros, en el que residen más de 70 mil personas.

En esa zona se encuentra un centro de refugiados que también fue evacuado.

Seis artificieros del ejército desactivaron el detonador antes de trasladar la bomba a un terreno militar, donde se procederá a su destrucción.

Según indicaron las autoridades locales, se estima que la bomba, que se encontraba tan solo a 5 metros y medio de profundidad y que fue hallada durante las obras de ampliación de los depósitos de combustible de una gasolinera, contiene unos 150 kilogramos de explosivos.

El alcalde del municipio, Petros Sulas, recordó anoche a los ciudadanos que la evacuación “es obligatoria”.

No es para apoyar la labor del ejército, la policía griega o la autoridad local, es por la seguridad de los ciudadanos “, dijo.

Según la agencia de noticias griega AMNA, se calcula que la bomba podría ser de procedencia británica y que fue arrojada en diciembre de 1943 durante el bombardeo de los aliados británicos contra las fuerzas de ocupación nazi.

Todo ha terminado bien”, anunció a los medios el prefecto de Macedonia Central, Apóstolos Tzitzikostas, al final de la operación.