“Parece que la política de austeridad surtió efecto en la Cámara de Diputados y ya no les alcanza ni para compra regalitos. algunas cabezas de área pasaron la charola para un obsequio al coordinador del PRI, César Camacho, quien hoy se encuentra de manteles largos. el mexiquense seguramente no está enterado de dichas prácticas, pero a varios funcionarios priista del Palacio legislativo de san Lázaro les pidieron una “cooperación voluntaria” de dos mi quinientos pesos para agasajar a su jefe. Falta de ve en cuánto fue la “coperacha” en otros niveles”. Lo comentan en ¿Será? de “24 Horas”.