1) FRANCISCO HERNANDEZ: “Quitar la carne, toda.. hasta que el verso quede.. con la sonora oscuridad del hueso.. y al hueso desbastarlo, pulirlo, aguzarlo.. hasta que se convierta en aguja tan fina.. que atraviese la lengua sin dolencia.. aunque la sangre obstruya la garganta”. 2) JOSE LUIS RIVAS: “”Tal vez la dicha de vivir llega siempre con eso que sabemos.. a hurto de nuestro anhelo… ¿Cómo prestar al suelo.. alas.. que no sean las tuyas.. mar.. de mis brazos abiertos en el aire?”. 3) SILVIA TOMASA RIVERA: “Ella lo vio desnudo sobre el agua.. no pudo más, dio media vuelta.. pero sus ojos quemaban como piedras.. bajo los pies oscuros.. Ella rompió esa noche el cántaro del sueño.. y bajó al río, donde él la esperaba.. sin palabras.. Son dos- ahora sumergidos.. en la fuente dorada de la vida”. 4) MANUEL ANTONIO SANTIAGO: “Las bugambilias rojas… A media vereda.. donde la ramada se cierra… De la encalada muralla.. del largo muro blanco.. brota un incontrolable.. borbotón de flores.. que sin mesura mana.. y escurre hacia las piedras.. son pétalos de sangre”. Los escribió Sergio González Levet en su artículo “Poetas en competencia”.