Lugar:
Fuente:
EFE

menos 17 personas fallecieron en Colombia tras varias avalanchaspor las fuertes lluvias en la ciudad de Manizales dos semanas después de una tragedia que dejó más de 300 muertos en el sur del país.

Entre los fallecidos hay 2 menores de edad

El presidente Juan Manuel Santos confirmó el número de fallecidos a su llegada a la zona del incidente y agregó que el gobierno evaluaría la situación de los afectados, ya que hasta el momento hay más de 500 familias damnificadas. Precisó que habría ayuda humanitaria y que entregarían alimentos y colchonetas.

Finalmente, el mandatario afirmó que sigue la búsqueda de desaparecidos y que luego de atender a los afectados se empezaría la planificación para reconstruir la zona.

Fueron sepultados mientras dormían”, dijo el jefe de la Defensa Civil de Manizales, Jaime Gallego, quien especificó que entre los muertos hay tres niños y un policía.

Nueve personas siguen desaparecidas, mientras al menos 20 sufrieron heridas leves, según el último reporte oficial. Entre los 17 fallecidos hay dos menores de edad.

Los aludes ocurrieron cerca de la medianoche del martes y más de 75 casas se derrumbaron en una decena de barrios residenciales de clase media de esa localidad de unos 400 mil habitantes, además de un área humilde de construcciones precarias que quedó muy perjudicada. Unas 400 viviendas fueron desalojadas.

Unos 120 rescatistas trabajan en la zona para intentar localizar a los desaparecidos entre viviendas inundadas y zonas de la ciudad totalmente arrasadas ladera abajo.

Algunos barrios de Manizales, ubicada en la cima de una montaña, fueron construidos en lomas con pendientes muy pronunciadas. En la zona afectada viven unas 10 mil personas.

Colombia sigue conmovida por una avalancha que mató a 323 personas en la población de Mocoa, en el sur del país. Gran parte de la ciudad quedó arrasada por el alud de lodo y piedras.