Cuentan que los perredistas por fin acordaron comenzar el proceso para relevar a Alejandra Barrales en la dirigencia nacional. El trámite que debió iniciar en abril, lo harán pasando las elecciones del 4 de junio. Y es que, aseguran que el resultado que obtenga Juan Zepeda en el Estado de México, será clave para determinar qué corriente tendrá peso en la decisión. Lo comentan en “Rozones” de “La Razón”.