A mediados de los años 60´s, un pequeño grupo de los mejores estudiantes de la Facultad de Comercio y Administración fue becado por la Universidad Veracruzana para realizar estudios de posgrado en el TEC de Monterrey, con el compromiso de regresar a impartir cátedra en la institución. Entre ellos: Martha Oliva Zárate, Héctor Mancisidor Ahuja, Rogelio Ladrón de Guevara, Ramón Valencia y Héctor Vargas Merino. Así lo hicieron y durante varias décadas formaron a cientos de estudiantes en el área de comercio y administración. Existen buenos recuerdos de sus personas y de su importante trabajo académico. Por ahí andan todos ellos, la mayoría ya jubilados.