Solo espero que en el transcurso del día de hoy, en los 212 municipios de Veracruz los ciudadanos salgan a votar en paz, sin presiones, de acuerdo a sus convicciones. Que lo hagan en libertad, con plena conciencia, fijándose más en las capacidades, trayectoria, experiencia, formación, pero sobre todo en la ética profesional de los [email protected], en su preparación para ejercer un cargo público de tanta trascendencia e importancia para todas y todos los veracruzanos.

Más allá de militancias, simpatías, filias, fobias y lealtades partidistas, ojalá los electores no se dejen llevar por los colores, ni por la presión de un partido, mucho menos se dejen coaccionar por la compra del voto. ¡El voto es libre y secreto! Ejerzámoslo en conciencia, valoremos propuestas, programas, alternativas de solución a los problemas que nos son comunes a todos. Valoremos el cómo le van a hacer, la seriedad de los candidatos y candidatas, sus planillas, sus equipos, el prestigio y la honorabilidad de quienes las integran.

Es cierto, hay mucho hartazgo, hastío, indiferencia también, indolencia y hasta desidia, pero no hay de otra, este es el sistema democrático que tenemos, no es el mejor, pero es el que hay.

Salgamos a votar y cumplamos con nuestra responsabilidad como ciudadanos, es un derecho y una obligación, que nadie decida por nosotros. En nuestras manos está la clave para continuar por el mismo camino o darle un viraje a las cosas.

Salgamos a votar, ¡hagámoslo ya y rompamos con el abstencionismo!

gama_300@nullhotmail.com
@marcogonzalezga