Lugar:
Fuente:
AFP

La canciller alemana, Angela Merkel, puso fin este viernes a su visita de poco más de 24 horas a Argentina y partió rumbo a Ciudad de México, donde finalizará su gira de tres días para buscar consenso en América Latina de cara a la próxima cumbre del G20 en julio en Hamburgo.

Merkel forjó un importante acuerdo político con el presidente Mauricio Macri para la reunión de las 20 principales economías del mundo entre el 8 y el 9 de julio y el traspaso de la presidencia del foro, que Argentina asumirá en 2018.

A su vez, dio un amplio apoyo a la apertura económica que impulsa Macri y dejó la puerta abierta a nuevas inversiones alemanas en el país sudamericano.

En México, la canciller alemana analizará la relación comercial bilateral, en una visita que estará bajo la sombra del presidente estadunidense, Donald Trump.

Merkel aclaró en Buenos Aires que no se considera una “líder del mundo libre” y pidió un esfuerzo conjunto para afrontar los principales desafíos globales tras las divergencias con Trump en la cumbre del G7 y la posterior salida de Estados Unidos del Acuerdo de París sobre cambio climático.

Con más de mil 900 empresas de capital alemán presentes en México, muchas con una vocación exportadora como las del sector de automóviles, el futuro de la relación comercial entre México y Estados Unidos pesa en la agenda bilateral también. Sobre todo, la próxima revisión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Nafta o TLCAN), por el cual actualmente los productos fabricados en México se pueden exportar a Estados Unidos y Canadá sin aranceles y que Trump quiere rediseñar.

El avión de Merkel aterrizará en México por la tarde (21:45 GMT). La reci