Lugar:
Fuente:
Excélsior

El gobierno de Estados Unidos consideró prioritaria la presencia de México en la Conferencia sobre Prosperidad y Seguridad en Centroamérica que se celebrará el 15 y 16 de julio en Miami, Florida, a fin de mejorar la seguridad en la región y el desarrollo económico.

La reunión será copresidida por los gobiernos de Estados Unidos y México, y contará con la presencia de los presidentes de los países del Triángulo Norte de Centroamérica, es decir de Guatemala, Honduras y El Salvador.

La copresidencia de la conferencia por México es crucial, pues México es un aliado inestimable con intereses compartidos en mejorar las condiciones de Centroamérica”, dijo en Washington a través de una conferencia diferida John Creamer, subsecretario adjunto del Departamento de Estado de Estados Unidos.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, pronunciará el discurso central de esta cumbre, y estará acompañado de los secretarios de Estado y de Seguridad Interna, Rex Tillerson y John Kelly.

Por parte de México asistirá el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, y por parte, de Centroamérica, los presidentes de Guatemala, Jimmy Morales; de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; y de Honduras, Juan Orlando Sánchez.

En seguimiento a una iniciativa de la administración del expresidente Barack Obama, el subsecretario de Estado de Estados Unidos, John Creamer, apuntó que la cumbre no anunciará recursos financieros extraordinarios para la región.

Actualmente el gobierno de Donald Trump está solicitando al Congreso en Washington 460 millones de dólares para el año 2018 en ayuda a Guatemala, El Salvador y Honduras.

El primer día de la conferencia, el 15 de junio, se centrará en “discutir maneras para mejorar el clima de negocios y las condiciones económicas para promover la prosperidad y el crecimiento del empleo en los países del Triángulo Norte” , mientras que los trabajos del segundo día estarán enfocados a analizar los esquemas de seguridad multilaterales en Centroamérica.