Lugar:
Fuente:
Afp y Dpa

El presidente estadunidense Donald Trump anunció este miércoles que el hombre que atacó a balazos a un legislador y varios auxiliares del Congreso falleció a causa de las heridas sufridas tras la reacción del cuerpo de seguridad.

“Las autoridades siguen investigando este crimen y el atacante ha fallecido a causa de sus heridas”, dijo el presidente en una declaración en la Casa Blanca.

“En tiempos como éste hacemos bien en recordar que cualquiera que sirve en la capital de la nación está aquí porque por encima de todo ama a nuestro país”, dijo en declaraciones citadas por la Casa Blanca.

Steve Scalise, el  líder de la mayoría republicana de la Cámara de Representantes, el “número tres” del partido, que resultó herido en el tiroteo con varias personas más, “es un buen amigo y patriota, señaló Trump.

“Estados Unidos está rezando por usted y por todas las víctimas del terrible tiroteo”, añadió.

Por el momento no hay indicios de que el tiroteo tuviera un trasfondo terrorista o fuera un atentado dirigido contra alguien en concreto, aseguraron los responsables de la investigación.

“Es demasiado pronto para determinarlo”, dijo hoy Tim Slater, del equipo de la FBI responsable de la investigación en Alexandria, en el estado de Virginia, cerca de la capital Washington, donde se produjo el tiroteo.

El ataque dejó cinco heridos y ocurrió cuando legisladores y funcionarios realizaban una práctica de beisbol en un campo en las afueras de Washington, en Alexandria, Virginia.

Según testimonios, el francotirador efectuó decenas de disparos.

Medios de prensa identificaron al atacante como el estadunidense James T. Hodgkinson, de 66 años, originario de Belleville, Illinois, quien murió en un hospital de Washington.

“No estaba feliz como iban las cosas, con los resultados de las elecciones”, dijo su hermano Michael Hodgkinson a The New York Times.

Agregó que no era muy cercano a su hermano y no sabía que James se encontraba en Washington. Lo describió como alguien involucrado en política, pero con una vida normal.