Ex-dirigentes nacionales, estatales y legisladores federales del PRI “tronaron” contra la dirigencia de su partido, los métodos para organizar la Asamblea Nacional de agosto próximo, los escándalos de corrupción y exigieron que el proceso de selección del candidato presidencial sea democrático. Durante una reunión privada, realizada ayer en el Hotel Casa Blanca de la CDMX, José Ramón Martell, Ivonne Ortega, la senadora Yolanda de la Torre, y varios más, censuraron el abandono de la dirigencia nacional en los estados donde son oposición. La información es de “Reforma”