Un documento interno de trabajo elaborado por el CEN del PRI para reformar los estatutos de ese partido en la próxima Asamblea Nacional Nacional abrir todas las candidaturas del 2018, incluida la Presidencial a “ciudadanos simpatizantes que tengan buen nivel de competitividad, reconocimiento y aceptación entre el electorado, con base en su prestigio, fama pública y las encuestas”. Esta es la postura del grupo cercano a Luis Videgaray contra la de los grupos priistas que quieren un candidato con militancia probada. Lo comenta Salvador García Soto en “El Universal” de Ealy Ortiz.. ¿Quién se impondrá?