Muerto el rey, viva el rey. Así parece que va a suceder con René Bejarano, quien bandonó las filas del PRD para nutrir las fuerzas vivas de MORENA. Resulta que Alejandro Sánchez Camacho ya se vio como líder de Izquierda Democrática Nacional, la corriente de su ex-jefe Bejarano, la cual, dijo, “sigue vivita y coleando”. Lo que habría qu ver a es qué intereses va a servir, no vaya a resultar un caballito de Troya”. Lo comentan en “Bajo Reserva” en El Universal de Ealy Ortiz.