“Dicen misa de Anaya, pero el chamaco les ha aguantado todos los embates. Algunos dicen que les recuerda al joven Calderón cuando también fue presidente del PAN, pero Calderón no tuvo como rivales a un ex-presidente, gobierno y a un líder como AMLO”, escribe Benito Navarrete en Facebook.. “Anaya ha traicionado: a su preceptor, el panista Francisco Garrido, que lo forjó siendo alcalde y gobernador de Querétaro; al ex-gobernador José Calzada, en sus acuerdos; y a su antecesor en el PAN, Gustavo Madero, con los pactos rotos”, escribe Roberto Rock en “El Universal”.