El presidente catalán depuesto, Carles Puigdemont, acusado de promover la independencia de Cataluña, y seis de sus ex-colaboradores, fueron liberados en Bélgica con medidas cautelares. Deberán permanecer en Bélgica mientras dure el procedimiento. En España, ocho ex-consejeros están arrestados. La nota es de “Reforma”.