Lugar:
Fuente:
El Demócrata

La directora de Salud Pública de los Servicios de Salud de Veracruz (Sesver), Margarita Blanco Cornejo, informó que la obesidad y el sobrepeso son un problema que afecta en gran medida a la población veracruzana, ejemplo de ello es que 38 por ciento de los adolescentes registra esta condición.

En conferencia de prensa, donde se anunció la Tercera Carrera Nacional Moviendo a México por tu Salud, la funcionaria estatal recordó que además esta situación fue por mucho tiempo desatendida y ha sido complicado erradicarla, porque es un problema social que requiere de cambios en el estilo de vida y alimentación.

Se busca, dijo, fomentar estilos de vida saludable y desacelerar el comportamiento que ha tenido el sobrepeso y la obesidad en Veracruz.

Destacó que la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2016 reportó que la obesidad y el sobrepeso en el país es de 74.4 por ciento, lo que significa que siete de cada 10 mexicanos sufren estas condiciones y de éstas siete, tres tienen obesidad y cuatro sobrepeso.

Asimismo, Blanco Cornejo afirmó que de estos resultados la proporción de mujeres con esta condición es de 73 por ciento, y los hombres 70, mientras que los adolescentes 36 por ciento, mientras que en Veracruz es de 38 por ciento.

La Directora de Salud Pública de Sesver alertó que el sobrepeso y la obesidad son factores para desencadenar enfermedades crónico-degenerativas, como diabetes e hipertensión, y son las primeras causas de muerte en el país y en Veracruz.

“Ustedes lo saben, México ocupa el segundo lugar en obesidad a nivel mundial y tenemos que ocuparnos de este tema, tenemos que hacer las cosas diferentes. Esta condición hace que aparezcan enfermedades como la diabetes, que es la primera causa de muerte”.

En Veracruz, agregó, 10 por ciento de los habitantes tiene diabetes, aunque aclaró que se trata de cifras que se conocen, porque hay un número mayor de personas que todavía no saben que tienen la enfermedad y ya la portan.

A pesar de lo alarmante de los números, explicó, estas enfermedades se pueden prevenir y si se tienen hábitos saludables pueden hacer que si estamos enfermos nos controlemos y si la enfermedad va a aparecer se pueda retardar lo más posible.

“Se habla de un ambiente obesogénico, que tiene que ver con nuestros hábitos de alimentación como de la actividad física y desde hace mucho tiempo, por la urbanización, la televisión, los medios, el Internet, los videojuegos, hacen que las personas no se muevan”.

Finalmente dijo que se debe trabajar en dos elementos, la activación física y la alimentación sana.