“En una escala en Japón, en un largo viaje a Vietnam, el presidente Enrique Peña Nieto no soltó prenda de quién será el candidato presidencial priista, pero sí especuló con la fecha en la que podría ser el “destape”: un 27 de noviembre se casó, un 27 de noviembre se registró como candidato y un 27 de noviembre se reunió por primera vez con Obama. ¿Es decir?”. Lo comentan en “Confidencial” de El Financiero.