Lugar:
Fuente:
El Demócrata

La mujer contribuye en el progreso y desarrollo de la sociedad, reconoció el vocero de la Arquidiócesis de Xalapa, José Manuel Suazo Reyes.

En su comunicado dominical número 184, el Sacerdote señaló que la mujer es un pilar importante en el hogar, en la Iglesia y la sociedad.

“Si forma una familia y tiene hijos, ella desempeña la misión de esposa y de madre, por lo mismo comparte responsabilidades de dirección, conducción, formación y educación”.

Recordó que para el Papa Francisco, “Dios ha concedido a la mujer el don de la maternidad, ha puesto al ser humano bajo su cuidado”.

Y es que hay muchos casos donde la mujer es cabeza de un hogar y por lo mismo se multiplican sus funciones y responsabilidades.

“Dentro de la Iglesia la mujer tiene una gran participación, de hecho mucho de lo que se recibe en la familia en aspectos de fe encuentran un respaldo y promoción en la figura femenina; en la mayoría de nuestras parroquias la mujer desempeña labores importantes en la catequesis, la promoción social y la participación litúrgica. Su presencia es notable en labores evangelizadoras y gracias a su participación encontramos comunidades vivas y muy activas.

La mujer ha desarrollado múltiples servicios dentro de las comunidades cristianas; sin embargo, los altos puestos eclesiásticos, como el sumo pontífice, siempre han sido ocupados por los hombres.

“Reconocemos además el compromiso de la mujer que con su testimonio de entrega generosa, dedicación y perseverancia, son ejemplo de bondad, honradez, responsabilidad, creatividad y compromiso no sólo en el hogar, sino también en las diferentes profesiones donde realizan una tarea importante, sea en el área privada como también en las funciones públicas. La mujer contribuye en el progreso y la construcción de la sociedad”.

Suazo Reyes anunció que el próximo 18 y 19 de noviembre, el Movimiento de la Renovación Carismática Católica en el Espíritu Santo (RCCES) llevará a cabo su Noveno Congreso Diocesano Católico de Mujeres, en el Gimnasio Coatepec.

Se trata de un evento que se realiza una vez al año y que reúne a más de 600 mujeres procedentes de las diferentes parroquias de la Arquidiócesis de Xalapa. Se trata de un encuentro de reflexión, de escucha de la Palabra de Dios, de oración y alabanza.