“Algunos priistas comienzan a preguntarse desconcertados “¿Y donde quedó la bolita de lo donado?”. Resulta que el PRI renunció a 265 millones de pesos para que se destinaran a los damnificados de los sismos… ¡Y el INE los tiene retenidos!. Según esto los 88.3 millones que le correspondían de octubre, siguen “atorados” en las arcas del instituto, que nos los ha devuelto a la Secretaría de Hacienda. ¿Estarán jineteando la lana?”. Lo comentan en “Templo Mayor” de Reforma.