“Se le podrá reprochar todo a Enrique Peña Nieto, pero no se podrá decir que no le sabe a la gruilla; con un partido en el tercer lugar de las encuesta en la carrera presidencial, ha diseñado una narrativa que mantiene al público hablando de quién será el “tapado” del PRI. Tiene a una opinión públicas aparentemente seducida con el juego presidencial. sin embargo, esta narrativa fecha de caducidad. Información de fuentes indudables me dicen que el Presidente ya terminó de evaluar a sus cartas y ya tomo su decisión. En el primer círculo presidencial ya lo intuyen. Entre los aspirantes también”. Lo comenta Carlos Loret de Mola en “El Universal” de Ealy Ortiz.