“Donde ya comenzó la operación cicatriz es en el PAN para evitar que haya más divisiones de cara a la elección de 2018. Ayer fueron convocados los 12 gobernadores panistas a una reunión privada en la oficina del partido en la Ciudad de México. No hubo pronunciamientos públicos”. Lo comentan en “Rozones” de “La Razón”.