“A partir de ya, veremos filas y caravanas en las diversas ciudades para acudir a las iglesias y venerar la imagen guadalupana. es un espectáculo impresionante el que visten nuestros feligreses quienes sin importar los peligros o el mal tiempo caminan, se trasladan en bicicleta, motocicleta, carros y hasta hincados de rodillas a dar gracias o pedirle a la virgen esperanza en su vida. Posteriormente, inician las fiestas navideñas con la tradicional rama para pedir aguinaldo junto con las posadas, hasta llegar a la Nochebuena donde se festeja la llegada del Rey de Reyes a la tierra”. Lo comenta Inocencio Martínez Cortes.