Una ola de color amarillo predomina en la capital de San Luis Potosí. Desde el arrnque de su gestión, en octubre de 2015, el alcalde perredista Ricardo Gallardo Juárez ordenó pintar estructura urbana del tono que caracteriza a su partido político y al movimiento que impulsa como “La Gallardía”. Actualmente este color sobresale en puentes peatonales, postes, guarniciones, bardas, macetones, plazas, escuelas y hasta en edificios de vivienda popular. La nota es de Benito Jiménez en “Reforma”.