En su primer discurso sobre el estado de la Unión, el Presidente Donad Trump insistió en su plan de otorgar, sin papeleo, la ciudadanía a 1.8 millones de jóvenes- que fueron traídos a EU de niños-, a cambio de la construcción del muro fronterizo. Defendió su plan migratorio. No mencionó el Tratado de Libre comercio con México y Canadá. Sobre comercio, presumió haber logrado un año de relaciones justas. “Muchas compañías de autos están ahora construyendo y expandiendo sus plantas en EU”, destacó. La nota es de José Díaz Briseño en “Reforma”.