Lugar:
Fuente:
Notimex

Una corte federal de Apelaciones ratificó hoy el acuerdo alcanzado para dar fin a dos demandas colectivas presentadas por ex estudiantes de la desaparecida Universidad Donald Trump, que ofreció una indemnización total de 25 millones de dólares.

Los estudiantes habían demandado a la universidad creada por el actual presidente de Estados Unidos por engaño, fraude y falsas promesas de garantizar empleos al concluir sus estudios de bienes raíces.

El Noveno Tribunal de Apelaciones, con sede en San Francisco, rechazó este martes el esfuerzo de una estudiante, Sherri Simpson, para optar por abandonar el trato y llevar adelante su propia demanda. La medida habría descarrilado el acuerdo.

Simpson había apelado el acuerdo, alcanzado hace más de un año, argumentando que se le negó una segunda oportunidad para optar por no participar en el convenio.

Explicó que busca llevar al presidente Trump a juicio para tratar de obtener una compensación triple por daños y una disculpa del gobernante estadunidense.

Un panel de tres jueces del tribunal dictaminó por unanimidad que el juez de distrito de Estados Unidos, Gonzalo Curiel, tenía amplias razones para aprobar el acuerdo, que resolvió las demandas que alegaban que la universidad no cumplió las promesas de enseñar a los estudiantes cómo tener éxito en bienes raíces.

Los pleitos legales habían perseguido al empresario republicano y multimillonario durante toda su campaña presidencial.

El fallo abre la puerta para que miles de estudiantes que demandaron a la Trump University, el programa de éxito inmobiliario de Trump, comiencen a recibir sus compensaciones.

Sin embargo, eso podría estancarse si Simpson solicita una nueva audiencia frente al Noveno Circuito o si solicita al Tribunal Supremo de Estados Unidos tomar el caso.

El acuerdo cubre dos demandas colectivas presentadas en la Corte Federal de San Diego, así como otra demanda presentada por el fiscal general de Nueva York.

Los términos reembolsan a unos tres mil 700 estudiantes 90 centavos por cada dólar de lo que pagaron por el programa. Algunos estudiantes pagaron hasta 35 mil dólares por una membresía “Gold Elite”.

Simpson fue el único miembro válido de la clase que objetó formalmente el acuerdo.

La primera demanda iba a ir a juicio a finales de 2016, cuando Trump ganó la presidencia, lo que provocó que los casos se resolvieran.