A José Antonio Meade, quien va en tercer lugar en las encuestas, le conviene debatir desde ahora con sus adversarios. A Ricardo Anaya quién sabe porqué como sigue “fresco” lo de la acusación por la nave industrial se le puedan ir encima con el tema para “descontarlo”, aunque de los tres principales es que tiene mejor retórica. A AMLO no le conviene debatir; si por él fuera la contienda puede irse sin dabates. Hoy, en Jalisco, Meade celebró la decisión del Tribunal Electoral y llamó a sus adversarios a contrastar sus ideas.