Lugar:
Fuente:
Excélsior

El músico irlandés y líder de la banda U2, Bono, pidió hoy disculpas ante las acusaciones sobre presuntos casos de acoso surgidas en la organización no gubernamental One, que él contribuyó a fundar para combatir la pobreza.

Entre las alegaciones destapadas por el diario Mail on Sunday figura la de una trabajadora de la organización que asegura que se sintió presionada para mantener relaciones sexuales con un diputado de Tanzania.

Al rechazar esas presiones fue relegada a un puesto de secretaria y su sueldo fue recortado, explicó al tabloide.

Lo sentimos profundamente. Odio el acoso, no lo puedo soportar”, señaló Bono en un comunicado en el que admite que el pasado noviembre supo que se habían registrado diversas acusaciones “graves” en las oficinas de One en Johannesburgo (Sudáfrica).

El músico detalló que le habían llegado “preocupaciones sobre baja moral y pobre gestión” en esa oficina, si bien asegura que no conocía las acusaciones que han “emergido recientemente”.

Bono sostiene en la nota que el consejero delegado de One, Gayle Smith, ha tomado acciones “decisivas” para atajar el problema.