Cientos de sirios salieron este sábado a las calles de Damasco, la capital de Siria, para tocar las bocinas de sus automóviles, enarbolar carteles y ondear banderas sirias en símbolo de resistencia luego de los ataques aéreos conjuntos sin precedente por parte de Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña. Horas antes se escucharon fuertes explosiones en Damasco y el cielo se tornó anaranjado mientras las unidades de defensa de Siria disparaban misíles contra los ataques de las fuerzas militares lideradas por EU. La nota es de AP y la publica “Reforma”.