A 18 años de la primera derrota presidencial del PRI, Francisco Labastida Ochoa sostiene que los debates no son el único factor que hace ganar o perder una elección. A la distancia, el ex-senador reconoce que es expresión del 26 de mayo del 2000. Frente a millones de televidentes: “en las últimas semanas me han llamado chaparro, mariquita, me han dicho la vestida, me han dicho mandilón”, fue un error de estrategia. La nota es de Claudia Guerrero en “Revista R” de “Reforma”. Foto de Ricardo Estévez.