Lugar:
Fuente:
Reforma/ Jorge Ricardo

“¿Cómo los voy a querer callar? Ni modo que sean menores de edad, niños inocentes, obedientes, sumisos. ¡No! Son camajanes (persona floja que se las ingenia para vivir a costa de los demás). Ellos se van a estar tirando al suelo ¿no? que son muy humilditos y que los quiero callar ¡qué barbaridad, este Andrés Manuel tan regañón que los quiere callar!”, dijo el tabasqueño.

El candidato presidencial, que esta semana polemizó con el Consejo Mexicano de Negocio a quien acusó de promover la guerra sucia en su contra y de tener secuestrado al Gobierno, rechazó que quiera coartar la libertad de expresión, pero dijo que ésta debe de hacer públicamente.

“Yo no voy a callar a nadie, yo voy a ser respetuoso del derecho a disentir, soy demócrata, y estoy a favor de las libertades; lo que yo quiero es que este asunto se debata, que no se mantenga en secreto. Y, si los empresarios se reunieron para oponerse al cambio, que salgan a dar la cara”, afirmó AMLO en rueda de prensa en San Luis Potosí después de un mitin.

Ayer el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, criticó las acusaciones de López Obrador y afirmó que seguirían opinando aunque a él no le guste.

Por su parte, el tabasqueño insistió en que tiene pruebas de que una minoría de empresarios, que no quiere dejar de hacer negocios al amparo del Gobierno, está financiando la guerra sucia y promoviendo la unión de los demás candidatos en su contra.

“Tengo la información porque hasta sus choferes, los meseros, los trabajadores domésticos o las trabajadoras domésticas simpatizan con nosotros; entonces incluso sus guardaespaldas simpatizan y nosotros tenemos información de todo lo que está sucediendo”, afirmó el candidato de “Juntos Haremos Historia”.