Un hecho que llamó la atención es que durante hora y media, Meade no mencionó a Ricardo Anaya. Ni al final, en que Loret de Mola le preguntó que si él no fuera el vencedor, si preferiría a Anaya o a AMLO, y dos veces respondió que preferiría a él mismo, “yo estoy conmigo, con yo mero”. Inició su intervención con buen humor: “Nombre, aquí estoy con puros genios”. Sobre Romero Deschamps no dijo que fuera honesto o no, sino que las denuncias contra él, contra Odebrecht, contra la estafas maestras, etc, deben consignarse ante el ministerio público si existen las evidencias. Dijo que la próxima semana saldrá un libro suyo, pero no supo su nombre. Sobre el matrimonio de personas del mismo sexo, lo remitió a la constitución, Sobre el aborto, se manifestó respetuoso de la vida. Mencionó que debe haber menos operaciones en efectivo. Reconoció son “cientos de miles los homicidios que no se han aclarado”. Al final, optimista, dijo: Vamos bien y vamos a ganar”. A Anaya le toca participar este miércoles. Foto: “Nación 321”.