Finalmente, el Banco de México aceptó que la afectación al Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPE) fue producto de un ciberataque, aunque omitió señalar el monto de los daños. El Gobernador Alejandro Díaz de León señaló que el ciberataque está identificado, contenido y mitigado. Sin embargo, Luis Ramírez, director de estrategias corporativas de “IT Lawyers”, dijo que las pérdidas por la intromisión al SPEI son cuantiosas y que hoy, día de quincena, serán mayores los problemas. Habló de unos 200 millones de pesos que fueron sustraídos. La nota es de Jessika Becerra en “Reforma”