Lugar:
Fuente:
Notimex

El narcotraficante estadounidense Edgar Valdez Villarreal “La Barbie” fue sentenciado hoy en una Corte Federal de Atlanta, Georgia, a 49 años y un mes de prisión por los delitos de trafico de drogas y de lavado de dinero.

Valdez Villarreal, exintegrante del desparecido grupo delictivo, deberá ceder al gobierno de Estados Unidos 192 millones de dólares.

El narcotraficante fue detenido en México en 2010 y extraditado a Estados Unidos en septiembre de 2015 junto con otros 12 reos más, con cargos pendientes en este país, entre ellos a su suegro y cómplice, Carlos Montemayor González.

A su llegada a este país, Valdez Villarreal optó por declararse inicialmente inocente, pero luego decidió en enero de 2016 aceptar su culpabilidad en los cargos de tráfico de drogas y de lavado de dinero.

En junio de 2010, el Procurador Federal del Distrito Norte de Georgia, acusó a Valdez Villarreal, y otras cinco personas, de distribuir toneladas de cocaína al este de Estados Unidos entre 2004 y 2006.

La acusación en Atlanta se sumó a otros cargos presentados en su contra en 1998 en el distrito sureste de Texas y en 2002 en el distrito este de Louisiana.

Valdez Villarreal fue detenido en México, el 30 de agosto de 2010 y permaneció en una cárcel federal de ese país hasta su extradición.

“La Barbie” nació en Laredo, Texas, el 11 de agosto de 1973. Ese hecho, lo convirtió en el único ciudadano estadounidense que fue colocado en la lista de narcos de carteles mexicanos, por los que el Departamento de Estado ofrecía una recompensa.

De hecho, Valdez Villarreal es el único ciudadano estadounidense conocido por la DEA que escaló a una segunda posición de mando en una organización mexicana del narcotráfico.