José Luis Santiago López siempre fue un hombre muy afable. Su sueño era ser alcalde de Xalapa. Lo intentó en dos ocasiones. Como Director General de Promoción y Desarrollo Empresarial de la SEDECO, hizo una importante labor, a tal grado que años después y a través de su A.C. “Fuerza Empresarial Veracruzana” tenia una actividad más fructífera que la un funcionario. Tenía gran amistad con Angel Alvaro Peña y con muchos columnistas veracruzanos, a tal grado que le decíamos que ya no buscara la Secretaría de Desarrollo Económico sino la Coordinación de Comunicación Social. Fue muy cariñoso con su familia y orgulloso de hijo e hijas. Lo recordaremos con aprecio. Descanse en paz el querido amigo.