Una pareja de casados, ambos de 65 años, celebraban su aniversario de bodas. Durante la fiesta se apareció una hada para felicitarlos y concederles un deseo a cada uno. La mujer dijo: -Yo quisiera viajar por el mundo en un crucero de lujo. El hada agió´su varita mágica y en la mano de la esppsa aparecieron billetes para un crucero de lujo. Dspués el hada le preguntó al marido que quría. -Quisiera tenr una mujer que fuera 30 años más joven que yo. El hada agitó su varita y el hombre quedó convertido en un viejito de 95 años. Lo comentan en Augue de Vida”.